INVASIÓN BICICLISTA EN LIGÜERRE DE CINCA

Un centenar de Biciclistas se desplazaron este fin de semana a Ligüerre de Cinca “invadiendo” con sus bicicletas las rutas pirenaicas a lo largo del río Ara y el embalse de El Grado.

La asociación “Biciclistas de Corella” organiza todos los años en junio un fin de semana de convivencia para sus socias y socios que, este año, ha tenido como destino un pueblo rehabilitado en la comarca de el Sobrarbe, en lugar del habitual viaje a Las Landas en Francia.

El viernes 15 de junio un centenar de Biciclistas desembarcaron en Ligüerre de Cinca, un pueblo del Pirineo de Huesca deshabitado tras la construcción del embalse de El Grado, que en 1986 fue adquirido y rehabilitado completamente por la UGT. Actualmente el pueblo está formado por apartamentos rurales, un salón de actos, bar-restaurante, iglesia, campo de juego... Y todo ello en un emplazamiento privilegiado desde donde se divisa el pantano y libre de coches, porque en Ligüerre de Cinca sólo los peatones, las bicis y los carritos para llevar equipaje tienen permiso de entrada. Las calles del pueblo cobraron vida de nuevo con los juegos de los numerosos niños (cerca de 40) que convirtieron los carritos de carga en un preciado juguete que hizo las delicias de todos.

La organización desplazó desde Corella el centenar de bicicletas necesarias para la excursión del sábado desde Boltaña a Ainsa a lo largo del corredor del río Ara. Fueron necesarios dos remolques, un camión y una furgoneta para trasladarlas hasta el pirineo aragonés. Las cien bicicletas aparcaron en Aínsa, que en la Edad Media perteneció al reino de Nájera-Pamplona (antes de que éste diera lugar al Reino de Navarra) y luego se integrara en el reino de Aragón. Allí visitaron su impresionante casco medieval, con parada especial en su iglesia, plaza peatonal y el castillo, monumento histórico-artístico Por la tarde hubo escalada para unos pocos y ruta a pie o en bici para la mayoría hasta el embarcadero de Ligüerre para combatir las altas temperaturas con un baño en el pantano. El día terminó con cena común para todas las personas asistentes, sorteo de material “biciclista” y cine de verano para los pequeños en la plaza del pueblo.

El domingo un nutrido grupo disfrutó de los impresionantes paisajes de la zona recorriendo a pie la Garganta del Entremón, mientras que el grueso de la expEntradaedición se embarcaba en piraguas para navegar por el embalse. 80 biciclistas aprendieron la técnica básica de la mano de nuestra monitora Arantxa Sartaguda que les acompañó en todo momento durante el espectacular paseo en piragua por el embalse de El Grado.

En el siguiente enlace podéis ver fotos de todo el fin de semana, que iremos actualizando con las imágenes que nos envíen todas las personas que participaron en este magnífico fin de semana biciclista.

 

 

Dado el éxito de participación y las múltiples posibilidades que ofrece la comarca, Biciclistas de Corella ya está pensando en organizar el próximo año otro fin de semana en Ligüerre de Cinca con nuevas y divertidas actividades.

Aprovechamos para agradecer a todas y todos el magnífico ambiente creado, la colaboración y las ganas de pasarlo bien realizando en familia nuevas y emocionantes actividades en la naturaleza.

Especialmente queremos agradecer la colaboración de Servicor que nos cedió su camión para transportar parte de las bicicletas, así como a la dirección y profesorado de la ETI de Tudela que generosamente nos dejó su remolque para poder transportar el centenar de bicicletas, Gracias también a Refrescos Iberia que nos proporcionó la bebida servida en la cena popular y a toda la junta directiva de Biciclistas que, una vez más, demostraron su buen saber hacer y la importancia del trabajo en equipo.

Sólo nos queda desearos a todos y todas un buen verano, a pedales!! Cuidado con el calor y la bici, hidratación, cabeza cubierta, prendas visibles e iluminación en cuanto cae la noche. Y si cogéis la carretera, no olvidéis NUNCA el casco.