AL MAL TIEMPO, BUENA CARA

El pasado domingo 10 de octubre, San Sebastián recibió a los Biciclistas con el cielo cubierto y su habitual txirimiri, algo que no sorprendió a los participantes que iban preparados para cualquier eventualidad, con chubasquero y bañador, por si el sol se atrevía a salir.

Una de nuestras asociadas ha enviado esta crónica de la excursión:

La excursión fue estupenda. Todo según lo previsto incluso el agua que estaba anunciada previamente y por la cual me llevé el bañador. Como no pude usarlo lo sacaba de vez en cuando para que se aireara.
Ya quisieron las circunstancias y los hados que empezasemos el recorrido y llegamos a La Concha( ohhhhhhh!) y albricias había una carrera (la de las 3 playas de 11 kms ) que iba por todo el paseo en dirección contraria a la nuestra, y todos esos domingueros que pasean por La Concha ¿dónde estaban o por dónde paseaban? ... ¡Han acertado, en el carril bici! Con toda esta gente invadiendo nuestro espacio vital, nos retrasamos un poco , llegamos al ascensor y al subir decidimos quedarnos un poco a comer algo y disfrutar de las vistas. Al retomar el camino fué cuando empezó a llover de verdad, llegamos calados pero lo cierto es que nadie se quejó porque frío no hacía y se aguantaba bien.
Al llegar de nuevo al aparcamiento llamamos al museo para comer, pero había lista de espera y nos quedamos a comer en una pizzeria enfrente del aparkamentua (que políglota). Salimos hacía el Kutxa Espacio bien alimentados ,y ahí es donde  algunas colegas y yo metimos la pata. Como no llegaba el resto del grupo y los móviles no estaban conectados decidimos entrar para adelantar, porque había mucha gente. El presi se enfadó (con razón) . Pero bueno disfrutamos mucho, ya aclaramos las cosa pedimos las disculpas pertinentes , y vuelta para casa. Un día para recordar, como todos los que hacemos.

Magnífica crónica de un día biciclista. Aprovechamos para recordaros que siempre organizamos una salida, previamente reservamos las entradas y estudiamos las posibilidades de la zona. Resulta complicado, incluso a veces frustrante, que cambien los planes. Las reservas en museos, visitas guiadas, lugares de interés, etc. supone un descuento importante para el grupo, siempre que se respete el número de integrantes que exigen, porque hay unos mínimos.

Lo mismo podríamos decir del remolque. Os recordamos que es imprescindible inscribirse en todas las excursiones para poder planificar el transporte de las bicis. Si a última hora alguien decide que no le apetece, debe tener en cuenta que a lo mejor está dejando en tierra a alguna persona que quería ir (aunque el tiempo no fuese bueno) pero que se quedó sin plaza para su bici en el remolque. Por favor, tened estas cuestiones en mente.