Propuesta para la habilitación de un carril-bici en Corella
(Texto íntegro. Presentado en el Ayto. de Corella en febrero de 2003)

Los órganos de representación de los centros educativos (Colegio José Luis Arrese, Escuela de Artes y Oficios, Guardería e Instituto Alhama) y el Centro de Salud, se dirigen al Ayuntamiento de Corella con el proyecto de habilitar una serie de carriles para bicicletas por varias calles de la ciudad. Creemos que su instalación daría un aspecto renovado a la zona moderna, ahorraría tiempo y molestias en el día a día y nos ayudaría a avanzar en la vía de la seguridad, el civismo y el respeto al medio ambiente. Estas razones generales, y las que a continuación detallamos, nos han llevado a plantear esta propuesta:

• Corella es una localidad llana y de tamaño medio, por lo cual la bicicleta se convierte en un medio de transporte muy cómodo, barato y ecológico que, además, ayuda a mejorar nuestro estado de salud poniéndonos diariamente en forma: “Quien mueve las piernas mueve el corazón”.

• Es muy común ver a corellanos de cualquier edad y sexo (madres que van a la guardería con sus pequeños, alumnos y alumnas de todas las edades, señoras de cierta edad) desplazarse por nuestras calles sobre dos ruedas. En muchos puntos de la ciudad (supermercados, instalaciones deportivas) observamos aparcamientos para bicicletas. No es necesario promover el uso de este medio de transporte porque el hábito ya existe.

• En Corella comenzamos a tener problemas de aparcamiento. Los atascos a ciertas horas (la recogida de niños/as en los colegios, por ejemplo) son considerables. El número de coches en circulación se reduciría si incluyéramos carriles-bici en las calles que después señalaremos.

• Desde los años 80 han proliferado por toda Europa (Francia, Holanda, Alemania) carriles por las ciudades y otros que discurren paralelos a las carreteras, evitando así muchos accidentes. Nuestro alumnado, de hecho, lo ha comprobado en los viajes que desde el IES se han organizado al extranjero y han quedado admirados. Lo que proponemos no es nada nuevo y ha demostrado ser un claro indicador de civismo, respeto al medio ambiente y, sobre todo, sentido común. En España la mentalidad está cambiando y cada día contamos con más carriles-bici en distintas provincias.